lunes, 29 de noviembre de 2010

MONASTERIO DE TATEV











Parece aislado por completo del mundo, pero solo está a escasos 300km de la capital de Armenia, Érevan. El monasterio de Tatev fue construido en el siglo IX sobre las ruinas de un antiguo templo pagano. Armenia, como primera nación que adoptó el cristianismo como religión oficial, libró una fuerte lucha contra el paganismo.


La palabra Tatev significa, en idioma armenio, “dar alas”. Cuenta la leyenda que el arquitecto del templo, al acabar su obra, cogió dos piedras sobrantes y pidió a Dios que las convirtiera en alas. Concedido su deseo, salió volando y desapareció.


En el año 1931 el monasterio sufrió numerosos daños y fue casi destruido a raíz un terremoto. Sin embargo, los edificios principales como la catedral de Bogos y Petros (Pedro y Pablo, en castellano) fueron reconstruidos. La construcción más impresionante del templo es Gavazan, un pilar colgante de 8m de alto construida para medir terremotos.


Una maravillosa animación en vídeo, y más información en:

http://www.ian.cc/notas/noticias_ian.php?id=2104


Marian