viernes, 7 de enero de 2011

HISTORIA DEL OBELISCO DEL VATICANO











El 10 de septiembre de 1586, bajo el pontificado del Papa Sixto V, se colocó en el centro de la plaza de San Pedro en el Vaticano un obelisco originario de Egipto, que continúa en la actualidad. En 1818 se le añadieron los 4 leones egipcios de la base.

El obelisco mide 25´37 metros de altura y 15 metros más con la base, pesa 331 toneladas y no contiene jeroglíficos. Se desconoce quién fue el faraón de la V dinastía que lo mandó construir.

Fue levantado, en un principio por el emperador Augusto en el Foro Juliano en Alejandría, donde estuvo hasta el año 37.


Fue transportado desde Egipto a Roma en el año 37 por el emperador Calígula para la construcción de un circo romano que, posteriormente, fue completado por Nerón, llamado “Circus Gai et Neronis”.

Según el Egiptólogo Labib Jabachi, en este circo encontraron la muerte innumerables cristianos, incluido San Pedro, y por este motivo se encuentra allí el obelisco, en memoria del martirio de estos cristianos.


La ubicación original del obelisco está marcado con una placa cerca de la sacristía en la parte sur de la Basílica de San Pedro, donde permaneció hasta el año 1586 cuando el Papa Sixto V decidió colocarlo frente a la Basílica de San Pedro, trabajo que le fue encargado a Domenico Fontana (1543-1607), el famoso arquitecto italiano que construyó la Biblioteca Vaticana.

Para moverlo se necesitaron 150 caballos, 900 hombres y 47 poleas, de lo que queda constancia en el manuscrito “Del modo tenuto nel transporte l´obelisco Vaticano, e delle fabriche fatte da nostro Signore Sisto V, Roma, 1589”.


La historia cuenta que este obelisco estuvo a punto de romperse mientras era cambiado de sitio. Por órdenes del Papa, nadie podía hablar o hacer ruido y cualquiera que lo hiciera sería excomulgado, (o decapitado, según algunas fuentes), con el fin de conseguir una concentración y coordinación entre todos los que participaron en la hazaña. Sin embargo, un marinero gritó “ acqua alle funi”, que las cuerdas necesitaban agua o se quemarían y harían pedazos el obelisco. El Papa perdonó a este personaje por salvar al obelisco y en gratitud se hizo costumbre que las palmas usadas en el domingo de ramos fueran traídas del pueblo original del marinero, Bordighera.


Durante la Edad Media se creía que la esfera de bronce en la punta del obelisco contenía las cenizas de Julio César. Cuando se cambió de situación, se quitó el globo de bronce, comprobándose que estaba vacío, y en su lugar se colocó una cruz y una estrella de bronce de la Familia Chigi.

Un símbolo pagano de adoración al sol, en el centro del cristianismo… el Vaticano.


Marian

2 comentarios:

David dijo...

Me gusta conocer la historia acerca de monumentos tan representativos de las ciudades como este. Yo vivo en una Casa en alquiler Montevideo, y me gustaría poder tener varios monumentos tan importantes como lo tienen otras ciudades

Cheap Tap dijo...

listening to the sound: the material is the worst Taps UK resolved, good leader is the whole cast copper, Bathtub Taps. If the sound is very crisp, Pull Out Kitchen Taps must be stainless steel, the quality difference would a grade