viernes, 5 de agosto de 2011

IGLESIAS Y ERMITAS RUPESTRES













Existen en España numerosas ermitas excavadas en la roca, desde una simple cueva que se usaba para orar, a verdaderas iglesias que se utilizan hoy día para el culto religioso. Hoy hablaremos de algunas de ellas.


1.- San Miguel de Presillas.

La ermita se encuentra en el pueblo de Presillas, en la provincia de Burgos.

Está considerada del primer periodo de repoblación, entre los siglos VIII y X.

La planta principal es de forma basilical, de tres naves muy cortas y de gran atura, con tres ábsides, mientras que en la superior existe una tribuna desde la que se domina toda la iglesia.

En los alrededores se han encontrado celdas artificiales y un baptisterio rupestre llamado Cueva Vieja, compartimento rectangular cubierto por bóveda de cañón y también excavado en la roca en el que existen dos pilas bautismales, una de ellas de pequeño tamaño.


2. San Vicente de Vallejera.

Se encuentra en el camino que conduce a la localidad de Vado, cerca de la confluencia de los ríos Pisuerga y Ribera.

Presenta una gran sala rectangular con varias entradas y toscos vanos, a la que se suma una capilla excavada al este, diferenciada del resto por un escalón, que pudo haber estado cerrada mediante un ábside de mampostería. La ermita está rodeada de una necrópolis, fechada entre los siglos VIII y IX, que cuenta con una veintena de tumbas excavadas en la roca.


3.- Santos Justo y Pastor de Olleros de Pisuerga.

Se trata de un relevante ejemplo de arquitectura rupestre del valle del Pisuerga, excavada en un promontorio de naturaleza arenisca. Asociada a la iglesia, se encuentra la necrópolis rupestre, con sepulturas antropomórficas y de bañera, trapezoidales y ovaladas, así como una especie de cuevas o habitáculos también excavados en roca, posiblemente prerrománicos y con un carácter sagrado en origen. Desplazada unos metros al sur, se localiza la torre-campanario.

El interior de la iglesia presenta dos naves, acabadas en ábsides semicirculares coronados con bóvedas de horno y con la cubierta tallada en forma de bóvedas de cañón.


4.- San Pelayo de Villacibio.

Situada en el Pueblo de Villacibio, en la provincia de Pañencia.

Fue excavada en una cresta de arenisca próximo al fondo del valle. La puerta de acceso queda un poco en alto, lo que hace pensar en la existencia de escalones que desaparecieron.

Es de una sola nave que se encuentra separada de la cabecera o presbiterio por una pequeña pared conservada parcialmente. A su vez el ábside queda separado del presbiterio por un arco doble que parte de un pilar central. Estos arcos, uno de medio punto y el otro en forma de herradura, dividen la cabecera en dos ambientes comunicados entre sí, el más exterior sería desde donde se oficiaría el culto, mientras que en el fondo de la cabecera, estaría destinado a albergar reliquias u objetos litúrgicos.


5.- Santa María de Valverde.

Esta iglesia destaca como la más representativa del arte rupestre de Valderredible (Cantabria), debido a su gran integración con el entorno donde en el interior se ve una bellísima iglesia horadada en piedra y en el exterior una espectacular espadaña románica sobre la propia mole rocosa, así como una impresionante necrópolis medieval.

Junto a la iglesia está situado el Centro de Interpretación del Rupestre que constituye una excelente manera de conocer el arte rupestre de Valderredible.

La iglesia presenta unas dimensiones muy amplias para este tipo de construcciones, midiendo 16 metros de longitud por 8 metros de ancho. El interior de la cueva ha sufrido numerosas ampliaciones horadándose la piedra hasta conseguir una gran armonía dentro de su asombrosa rusticidad.

Consta de una nave central con varias bóvedas de cañón y cinco cámaras dispuestas en la pared opuesta a la entrada.

Además cuenta con una excepcional talla de la Virgen de Santa María de Valverde que representa a María amamantando al Niño y que es una de las pocas representaciones de la Virgen lactante que existen.

En el exterior del templo se encuentran diseminados por las laderas rocosas múltiples tumbas antropomorfas de todos los tamaños constituyendo una impresionante necrópolis medieval. También se pueden encontrar tumbas de lajas y sarcófagos.

La iglesia rupestre de Santa María de Valverde continúa abierta al culto.


6.- Ermita de Santa Eulalia o San Millán, de Campo de Ebro.

Es una pequeña ermita rupestre excavada en un montículo de roca, que consta de una sola puerta realizada en muro de fábrica.

Su construcción se circunscribe entre los siglos VIII y IX.

Compuesta por una simple capilla de una sola nave y ábside de planta de herradura, recorrida en casi todo su perímetro por un banquillo tallado en la roca.

El ábside está un poco más alto que la nave, por lo que hay un escalón que salva la diferencia de altura. Esta ermita rupestre ha cumplido las funciones de: Iglesia, Casa Concejo, y escuela.


Más información en:

http://www.arteguias.com/rutas/iglesiasrupestres.htm

http://www.cantabriajoven.com/valderredible/rupestre.html


Marian