viernes, 24 de febrero de 2012

ENTRE NUBES


Un precioso poema de una amiga.

Tiempo sin tiempo pedían,
lunas eternas buscaban,
soles perpetuos querían,
aguas puras que danzaran.
Jugaban con la utopía,
besaban a la esperanza,
se abrazaban en los sueños,
buscaban una y mil gracias.
La realidad les gritaba
y sorda era la respuesta
por no escuchar que la vida
no siempre mira serena,
que no te besa en los labios
cuando la buscas a ella.

Necesitaban sentir
que el juego no iba con ellos
y que no queriendo oír
les mirarían con miedo
y respetarían por siempre
esa postura de ensueño.
Mas la vida les mordió
en los labios con tal fuerza
que les dejó de rodillas
suplicando una receta
que alimentase su alma
con la utopía perpetua
para poder levantarse
y seguir dejando huella,
aún con el miedo a llorar
en un rincón de su estrella
porque besando a la vida,
ella respondía con tretas
y no dejaba que el tiempo
les arropara su estela.


Olga