viernes, 17 de abril de 2009

LOS FRESCOS ERÓTICOS DE POMPEYA












Frescos bien conservados con temas eróticos, indican la principal actividad del edificio llamado "Lupanare", el más importante de los burdeles de Pompeya.
Descubierto en 1862, el prostíbulo poseía una decena de habitaciones sobre dos niveles.
El primer piso se reservaba a los clientes más destacados, mientras que la parte baja era frecuentada por las clases más modestas y los esclavos.
Las pinturas expuestas se caracterizan por ser muy explícitas, ya que servían como catálogo de las prestaciones ofrecidas por el burdel.

Por otro lado, hace quince años Luciana Jacobelli, joven arqueóloga, descubrió al realizar excavaciones en las afueras de los muros de la ciudad una sorprendente serie de frescos eróticos en un baño termal.
Alguna vez en el lugar se reunían hombres y mujeres que flotaban en bañaderas de agua fría y caliente desde donde miraban al cielo y al mar.
Los ocho frescos que perduran, pintados en oro, verde y rojo con el tono de la sangre seca, muestran escenas de varios actos sexuales.
Marian

4 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Arte, arte, arte, ¿hay algo más maravilloso? ¿Plasmar esa realidad o aquello que llevamos en nuestro interior? Gracias amiga por hacerme disfrutar por unos minutos al leer vuestros trabajos. Un saludo

Marian dijo...

Sí, amiga Higorca, el arte es algo maravilloso. Hay una definición breve que me gusta: El arte es un medio por el cual una persona expresa sentimientos, pensamientos e ideas, que no podría expresar de otra forma. Saludos.
Marian

Anónimo dijo...

QUE ASQUEROSO (EL AMOR)

Sex Shop dijo...

Muy buenoo!!!!!!