viernes, 4 de diciembre de 2009

La luz de Ivan Fedorovich Choultse









El pintor paisajista ruso, Ivan Fedorovich Choultse, nació en Petrogrado, hoy San Petersburgo, en 1877. Estudió pintura con el célebre miniaturista de la corte Konstantin Kritijski. Tras su primera exposición de 1903 en la Academia de Bellas Artes de su ciudad natal, su popularidad y buena acogida lo llevó a ser integrado, como pintor oficial , a la misma corte del malogrado zar Nicolás II. Con este importante respaldo, Choultse se dedicó a viajar por Europa, Asia, Norte de África y zonas árticas, donde pudo dedicar una importante cantidad de tiempo al estudio de la naturaleza y, en especial, de los efectos de la luz.

Tras la Revolución Rusa de 1917, se vio obligado a dejar Rusia y radicarse en París, ciudad donde continuó exhibiendo sus pinturas con similares elogios a los recibidos en su tierra natal. Sus obras se vendieron en su totalidad, a veces, en el primer día de exposición, tanto en París, Londres o Nueva York. Estando en Francia, Choultse continuó pintando paisajes inspirados en su Rusia natal, si bien también viajó a Suiza donde quedó fascinado con los paisajes nevados de St Moritz, los que también pintó.


Lo que distingue y hace especial su obra es su manejo exquisito de la luz, en especial los reflejos de ésta sobre la nieve, su paisaje preferido. Sus pinturas de gran realismo evocan paisajes nostálgicos y apacibles, de una belleza sublime, recuerdos de la patria que abandonó obligadamente y a la que nunca pudo regresar. El sol tibio y macilento de aquellas latitudes queda inmejorablemente reflejado en sus pinturas.


Marian


8 comentarios:

Werner dijo...

hallo,
gigantisch schön deine Gemälde

viele Grüße Werner

Marian y Virtu dijo...

Werner, Danke.
Viele Grüße.

Anónimo dijo...

Estimadas Marian y Virtudes (... y antiguas compañeras de Cirarda...). Os sigo desde que nos encontramos en la blogosfera y me encantan vuestros reportajes tan llenos de color y de buen gusto. Un saludo desde "entornoajerez". AGL

Olivier Franconetti Benamor dijo...

Vale!...y para ti...

Triana!

Marian y Virtu dijo...

Gracias por el comentario, y por seguir nuestro blog, AGL. Buenos tiempos aquellos de Cirarda, o por lo menos el recuerdo que se tiene de ellos.
Felicitaciones por las preciosas fotografías tuyas y de tu hermano.
Saludos afectuosos.

Marian y Virtu dijo...

Gracias, Olivier... y ¡viva Triana!

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

UNOS ESPECTACULARES PAISAJES DE NIEVE.
ME ENCANTAN ESTÁN LLENOS DE LUZ.

BESOS.Montserrat

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Bellos paisajes, parece que estamos dentro de ellos, fenomenales

Besos