jueves, 14 de enero de 2010

HAITÍ: NI ALEGRÍA, NI COLOR











No tienen nada.
Lo han perdido todo.
Nosotros tenemos algo.
SOLIDARIDAD.
Ayudemos en lo que podamos.

5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

¡AY AMIGAS, POBRE GENTE!. LA MADRE TIERRA SE HA ENFURECIDO.

A VER SI LOS PAISES MÁS PRIVILIGIADOS Y LAS O E N G S, NOS CONECIAMOS Y LES DAMOS EL APOYO MATERIAL Y PSICOLÓGICO QUE NECESITAN ¡POBRE GENTE!

UN ABRAZO. Montserrat

Ana Márquez dijo...

Qué tragedia, Señor...

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Dolor, dolor y más dolor, amigas la tristeza esta entre todos nosotros...


Besos

chabela dijo...

Querida amiga.
Creo que no queda ningún corazón que no esté rogando y pidiendo y tratando de ayudar a este pueblo.
Es tan terrible lo que ha pasado en ese lugar del mundo que solamente las imágenes pueden dar en parte la dimensión de lo que pasó.
Pero el dolor y lo que siente esa gente no es posible ni imaginarlo y menos traducirlo en palabras.
Que la próxima nos encontremos con un tema mejor!
Cariños
Chabela

Marian y Virtu dijo...

Gracias amigas, el sentimiento es compartido.
Un abrazo