sábado, 23 de enero de 2010

LA ARMADA ESPAÑOLA EN HAITI











El buque de asalto anfibio «Castilla», va en misión de ayuda humanitaria a Haití.

España se ha sumado al esfuerzo de la comunidad internacional y ha puesto sus mejores medios a disposición del pueblo haitiano.


La fuerza proporcionada por la Armada está compuesta por 423 militares. Este personal incluye 192 efectivos pertenecientes a la dotación del buque Castilla, 37 pertenecientes a la unidad de helicópteros, un subgrupo táctico de Infantería de Marina con un total de 165 miembros; 22 efectivos para el movimiento de embarcaciones buque-playa, y 7 buceadores de reconocimiento de costa. Además el «Castilla» embarca una unidad sanitaria compuesta por 27 médicos y sanitarios pertenecientes a la Sanidad Militar.

Para impulsar la puesta en marcha de la reconstrucción de Haití y apoyar sanitariamente a las víctimas del terremoto, el buque cuenta con un contingente formado por:


Una unidad de zapadores, que proporciona capacidad de desescombro y apertura de viales, dotada con palas cargadoras, excavadoras bulldozer y camiones volquetes, entre otra maquinaria.

Una unidad de apoyo logístico de Infantería de Marina capaz de producir y distribuir agua potable, gracias a dos plantas potabilizadoras transportables con capacidad de 500 litros a la hora (24 toneladas por día), una plataforma aljibe de 10.000 litros y tres depósitos flexibles de 5.000 litros cada uno.

Un equipo de coordinación militar para relaciones con estamentos civiles en la zona de operaciones (CIMIC).

Soldados sanitarios de Infantería de Marina con ambulancias.

• Una compañía con capacidad de protección y escolta.


Posibles dificultades para atracar

Para esta misión, el buque «Castilla» cuenta también con una unidad aérea embarcable compuesta por un helicóptero Sikorsky SH-3D y tres Augusta Bell AB-212 de la flotilla de aeronaves de la Armada con sede en la base naval de Rota. Esta unidad, formada por pilotos y personal de mantenimiento, proporcionará a la operación capacidad de proyección logística, tanto de personal como de material, destacando el apoyo que prestarán a operaciones sanitarias mediante la aeroevacuación de heridos. Junto a estas capacidades podrán llevar a cabo cometidos de reconocimiento aéreo, seguridad y vigilancia.

Ante las previsibles dificultades para el atraque del buque en puerto, la unidad alistada cuenta con la capacidad de desembarcar el material pesado gracias a las embarcaciones que proporciona el Grupo Naval de Playa, unidad especial de la Armada que dispone de lanchas de desembarco tipo LCM entre otro material necesario.

El buque de asalto anfibio Castilla está diseñado para proyectar sobre la costa tropas, material y vehículos, mediante embarcaciones anfibias LCM desde el dique inundable interior y con helicópteros desde su cubierta de vuelo. Su principal misión es llevar a cabo operaciones anfibias y apoyar operaciones de mantenimiento de la paz y ayuda humanitaria en catástrofes naturales. El buque cuenta con una capacidad sanitaria ROLE 2: salas de clasificación de heridos, 8 UCI, Rayos X, dos quirófanos, gabinete de odontología y además 70 camas para atenciones sanitarias primarias. (ABC).


Las fotografías son de este buque, atracado en los muelles de Málaga hace un par de meses.


Marian

5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

GRACIAS AMIGAS POR COMPARTIR ESTAS FOTOGRAFIAS Y VUESTRA INFORMACIÓN.

UN ABRAZO. Montserrat

Marian y Virtu dijo...

Gracias a ti por el comentario, amiga Montserrat. Los militares, que están entrenados para todo, pueden hacer una buena labor en Haití.
Un abrazo

Fernando. dijo...

Una excelente ayuda a los pobres haitianos. Una información muy buena sobre este barco y su tripulación. Unas fotografías estupendas e inéditas. Sois formidables. Un abrazo.

Marian y Virtu dijo...

Nos alegra que te haya gustado la entrada, Fernando.
Un abrazo.

Ana Márquez dijo...

Lo ideal es q estos desastres no ocurran nunca. Pero, si en medio de la tragedia, se puede decir que hay algo "bueno", es que estos desastres consiguen que la gente, a nivel planetario, se ponga las pilas, y unifiquen esfuerzos con un mismo fin, mano con mano y hombro con hombre. Quién sabe? Quizás el ser humano no sea tan malo después de todo.

Gracias, guapas, besos.