martes, 15 de junio de 2010

LOS CAMAFEOS











Se llama camafeo a todo relieve obtenido en piedra preciosa, generalmente, de variado color y con delicadas figuras. Para los camafeos, las piedras utilizadas eran las ágatas y más aún las variedades sardónica y ónice, aprovechando la distinción de colores que ofrecen las aguas o capas de tales piedras de suerte que puliendo y rebajando convenientemente la primera capa se dejaba la segunda para fondo y quedaba la primera con los relieves de la figura. Pero tanto ahora como en los siglos pasados se imitan y falsifican estas piedras con vidrios y esmaltes, soldando un relieve de piedra o vidrio con otra piedra de color distinto.

Hace años eran muy apreciados por el público, prueba de ello son los muchos ejemplares labrados en piedras preciosas y duras que se conservan de la cultura grecorromana y persa. Los tallados más recientes están hechos en conchas marinas.

Durante los siglos XIV y XV se trabajó el nácar en Francia, Alemania, y Flandes, período en que los objetos elaborados con dicho material contaban con gran prestigio en las cortes francesas. Los viajes de descubrimientos realizados durante esta época, propiciaron la entrada de materias primas exóticas en Europa como; colmillos de narval, ámbar, jade, caparazones gigantes de tortuga y extrañas conchas marinas. Estos artículos, suscitaron el interés por la historia natural y estimularon la imaginación de joyeros, artesanos y grabadores.

En el siglo XVIII, durante el período neoclásico, se reavivó el interés por las artes antiguas que condujo al florecimiento de talla de conchas, pese al menosprecio que tenían por considerarse imitación al estar elaboradas con un material inferior. A partir de entonces, fueron desapareciendo los centros artesanales hasta quedar sólo en dos ciudades: Idar-Oberstein (especializada en la talla mecánica de ágatas) en Alemania y en Torre del Greco en Italia donde se tallan artesanalmente. (Wiki).


Marian

4 comentarios:

Clara Schoenborn dijo...

Los temas que ustedes tratan a mí siempre me parecen interesantes y enriquecedores. Este de los camafeos es todo un descubrimiento, nunca me había detenido a investigar sus orígenes y su historia. Un saludo.

Soledad dijo...

buscando información en google sobre los camafeos he descubierto vuestro blog y he de admitir que es fantástico, muy interesante os felicito y anímo a seguir informándonos del arte y la belleza allí donde se encuentre.
un abrazo.Sole.

Marian y Virtu dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Soledad, y perdona el retraso en responderte, porque las entradas más antiguas las revisamos de tarde en tarde.
Un abrazo.

Marian y Virtu dijo...

Muchas gracias a ti, Clara, que estás presente en tantas ocasiones.
Un abrazo.