miércoles, 1 de septiembre de 2010

MUSEO ALBERTINA












En el mismo centro de Viena se encuentra el Graphische Sammlung Albertina, un museo que contiene una de las colecciones más grandes de elementos gráficos, entre los que sobresalen dibujos y grabados de todas las épocas, sobresaliendo las obras del artista alemán Alberto Durero.


Aprovechando una de las zonas que aún quedaban en pie de las murallas de la ciudad, se construyó el edificio que más tarde albergaría este museo. Durante el siglo XVII fue Ministerio de la Construcción, hasta que su director lo convirtió en palacio.

Más tarde, el que fuera gobernador de los Países Bajos de los Habsburgo utilizó el edificio como su residencia, y mandó traer su colección de Bruselas. Los descendientes de éste fueron los que aumentaron los fondos de la colección.


En 1776, el Conde Giacomo Durazzo regaló 30.000 obras al Duque Alberto para “crear una colección para la posteridad que sirviese a propósitos más altos que el resto: la educación y el poder de la moral debe distinguir a esta colección”. Con esta intención, no es de extrañar que algo más de un siglo después el edificio se convirtiera en un centro de arte para todos los austriacos. Fue en 1919 cuando el edificio y la colección se fueron de las manos de los Habsburgo para pasar a las de la República de Austria. Y un año más tarde, en 1920, se unificó la colección de grabados con la de la antigua biblioteca oficial de la corte. En 1921 se le puso el nombre de Albertina.


Es un edificio impresionante, aparte de las maravillosas obras de arte que hemos podido contemplar.


Marian

3 comentarios:

Noelia dijo...

Cuando estuve por esas tierras me fui a ver a Klimt aunque me deslumbro más Egon Schiele...

Marian y Virtu dijo...

Klimt es fantástico, lo vimos el año pasado en el museo Leopold, y también allí vimos obras de Egon Schiele. Pero más aún me ha gustado ver en directo obras de maestros impresioonistas conocidísimos desde la época de estudiante.
Saludos cordiales, Noelia, y gracias por el comentario.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Buenas, maravillosas e instructivas vacaciones, lugares interesantes, personas que nos precedieron y que nos dieron la oportunidad de aprender de ellos. Fantástico chicas y ahora ¿Donde?
Besos