lunes, 20 de agosto de 2007

LA ACUARELA






La acuarela es una pintura sobre papel o cartulina con colores diluidos en agua. Los colores utilizados son transparentes (según la cantidad de agua en la mezcla) y a veces dejan ver el fondo del papel (blanco), que actúa como otro verdadero tono. En sus procedimientos se emplea la pintura por capas transparentes, a fin de lograr mayor brillantez y soltura en la composición que se está realizando.
El antecesor de la acuarela en Europa fue el fresco (pintura mural usando pigmentos en un medio acuoso sobre yeso húmedo). Un buen ejemplo de fresco es la Capilla Sixtina, iniciado en 1508 y completado en 1514.
El primer uso conocido de la acuarela en Europa es por el pintor renacentista italiano Raffaello Santi, quien pintaba en grandes cartulinas como bocetos de tapices.
En Alemania, Alberto Durero, pintó acuarelas en el siglo XV, (Joven Liebre, 1502). La primera escuela de acuarela en Europa fue liderada por Hans Bol, influida por las creaciones de Durero.
Otros famosos artistas usaron la acuarela para completar su obra al óleo, incluyendo a van Dyck, Thomas Gainsborough, y John Constable.
En la Gran Bretaña del siglo XVIII, Paul Sandby fue llamado padre de la acuarela británica.
Uno de los acuarelistas más famosos es Joseph Mallord William Turner, que fue precursor de las técnicas que posteriormente desarrollarían las vanguardias. Sus cuadros reflejan magníficamente la luz y el movimiento.
Cézanne, pionero en sentar las bases que conducirían al arte contemporáneo, cuenta entre sus obras menos conocidas con un importante conjunto de acuarelas, desde simples estudios o dibujos espontáneos, a algunas que constituyen complicadas composiciones, (Naturaleza muerta con tetera azul).
Hasta Picasso se adentró en esta técnica, con la figura de un anciano, una verdadera obra maestra.Marian