lunes, 17 de marzo de 2008

ANAMORFIS






Las anamorfosis son dibujos que aparecen deformados y que, para verlos en su forma natural, es necesario mirarlos desde una perspectiva adecuada que elimina o mitiga la deformación.


El primero es un ejemplo sencillo, pero de gran interés por ser de los primeros ejemplos conocidos. Es una cara de niño llevada a cabo por Leonardo da Vinci hacia 1485. Para contemplar correctamente la imagen, basta situarse en el borde derecho de la pantalla.


El segundo es una anamorfosis de Edward Schon (discípulo de Durero) titulada "¿Qué veis?". Si se ve desde el ángulo apropiado (desde el borde izquierdo de la pantalla) se ve a un hombre moviendo el vientre y detrás una cabra. No es fácil, aunque se ve mejor si se imprime y se trabaja con el papel.


El tercero es otra obra de Schon, esta de 1525, titulada "Los retratos secretos". El primero y el tercero, Carlos V y Paulo III, deben mirarse desde la izquierda. Los otros dos, Fernando I y Francisco I, desde la derecha.


El cuarto y quinto es una anamorfosis muy conocida es la que aparece en el cuadro "The Ambassadors", pintado en 1933 por el pintor Hans Holbein. En la parte inferior del cuadro (como se ve ampliado), aparece la imagen distorsionada de una calavera. Para verla menos deformada, obsérvela desde la esquina superior derecha del monitor (si el teclado u otro accesorio le produce reflejo, ponga un folio en blanco sobre él).

Marian