lunes, 24 de marzo de 2008

TAJ MAHAL, MONUMENTO AL AMOR.






En la ciudad de Agra, situada al norte de la India, a orillas del río Yamuna, en el estado de Uttar Pradesh, se encuentra una de las nuevas maravillas del mundo: el Taj Mahal.

Veamos la leyenda que se ha tejido alrededor de esta monumental obra arquitectónica.

Durante el primer tercio del siglo XVII ocupaban el territorio de la actual India las fuerzas invasoras de las etnias nómadas mogolas.
En esa época gobernaba el emperador mogol Shah Jahan, nieto de Akbar, tercer emperador mogol de la India y fundador de la ciudad de Agra.

Un día al año, los miembros de la jerarquía gobernante y sus familias se hacían pasar por vendedores en el concurrido mercado de la ciudad.
Allí conoció a la bella Muntaz Mahal y quedó fascinado por su belleza. Ambos tenían 15 años. Su padre, el emperador, amparó esa unión que se materializó al cumplir ambos los 20 años de edad. El matrimonio tuvo lugar el 10 de mayo de 1612, en el suntuoso palacio del emperador.

En el año 1627, al morir su padre, Shah Jahan ocupa el trono como nuevo emperador mogol de la India y obviamente, Mumtaz Mahal se convierte en la emperatriz.
Mumtaz Mahal es la favorita de todas las consortes de la corte del ya emperador Shah Jahan. También conocida como “La chica de las especies”, en alusión a los productos que vendía en el mencionado mercado de Agra.
Se dice que ambos estaban siempre juntos, casi inseparables en todas las actividades del reino, incluso que el emperador le confiaba secretos de estado.

En el año 1631 cuando las huestes del emperador Shah Jahan libraban una de sus más cruentas batallas a una distancia de 640 kilómetros de Agra, le avisan del inminente nacimiento de su decimocuarto hijo, de su embarazada esposa favorita.
El emperador corre para encontrarse presente en este importante trance que culmina con el nacimiento de su hijo Gauhara Begur, pero que termina con la vida de su amada esposa.

Cuentan que a los tres días del deceso de su favorita las barbas del emperador se tornaron totalmente blancas de la tristeza que lo embargaba.

Algunos especialistas opinan que, con el fin de inmortalizar ese gran amor, decide comenzar la construcción de un mausoleo gigante, donde reposen los restos de ella y edificar cerca también su propio lugar de descanso.
Así se inspiró Shah Vahan para edificar la obra de amor más esplendorosa que se conoce en la historia de la humanidad; el Taj Mahal.

El Taj Mahal constituye una edificación que conjuga armónicamente las tradiciones constructivas mogolas con elementos de Persia, Turquía, India y los estilos de arquitectura islámica. El diseñador principal parece haber sido Ustad Ahmad Lahauri , según aparece en los escritos legados por su hijo Lutfullah Muhandis.
La edificación de la tumba tardó 12 años en terminarse y las otras obras adicionales, alrededor de ella, unos 10 años.
El costo total de este complejo de edificaciones se calcula en más de 32 millones de Rupias.
Para su construcción fueron empleados materiales de todas partes de la India e incluso fueron traídos materiales de distintos parajes de Asia.

Más de 1.000 elefantes sirvieron de transporte para las grandes piedras y elementos utilizados en la obra, y 20.000 trabajadores tomaron parte en esta magna construcción durante los años de trabajo arduo, bajo el sol y la lluvia.

Escultores de Bukhara; calígrafos consagrados de Siria y Persia; incrustadores de renombre del sur de la India; famosos y especializados cortadores de piedras de Beluchistán y especialistas en construcción de torres, entre otros muchos expertos, fueron empleados en la construcción del Taj Mahal.

Terminada la obra, el Emperador fue depuesto y hecho prisionero por su propio hijo, Aurangzeb.
La leyenda refiere que Shah Jahan vivió en cautiverio en el fuerte de Agra, desde donde podía contemplar la magnificencia de su obra recluido en su celda. Una vez incinerado, sus cenizas yacen en el Taj Mahal al lado de quien fue su esposa y amada predilecta.

En la convocatoria mundial para determinar las nuevas siete maravillas del mundo el Taj Mahal recibió más de 100 millones de votos.

Finalmente se dice que una vez al año, durante la época de lluvia, una simple y sencilla gota de agua cae sobre el cenofilo, donde yace Mumtaz Mahal, lo cual inspiró al gran poeta indio Rabindranath Tagore para describir esta tumba como:
"Una lágrima de mármol detenida en la mejilla del tiempo."


Virtu