viernes, 25 de abril de 2008

ARTE EN EL MURO DE LA VERGÜENZA






Con el objetivo de acabar con más de medio siglo de violencia entre Israel y Palestina, se levantó un muro de hormigón de 8 metros de altura, el muro de la vergüenza israelí trazado para apropiarse de parte de los mejores territorios palestinos de Cisjordania conquistados en 1967, con alambradas y trincheras. El aspecto de esa zona es sin lugar a duda el de una cárcel. Este muro frío y gris está siendo ilustrado por Bansky, un artista callejero que, mediante su arte, realiza duras críticas.


Sus dibujos ponen color a un llanto, levantan una sonrisa en un día gris, invitando a la esperanza que algún día ese muro desaparezca, y con él todos los conflictos y luchas sin sentido, y a la vez abren la veda para que el ilegal muro se parezca al muro de Berlín que, cuando se derribó, estaba completamente lleno de pintadas y murales.


¿Caerá también?


Marian