domingo, 5 de octubre de 2008

BRUNO TORFS






Su obra está oculta en una aldea de Victoria en Marysville, que está al sudeste de Australia.


Es un lugar mágico, un pequeño mundo donde el escultor BRUNO TOFS lleva más de 25 años creando un paraíso donde combina la belleza de su arte con la sublime naturaleza que lo rodea.


Bruno nació en Sudamérica y con 15 años, junto a su familia, llegó a Europa en busca de alguna oportunidad.
Sus continuos viajes, a veces solo y a veces con su mujer Marleen, van formando la personalidad del artista, que la va reflejando en forma de cuadros y esculturas.

Un día decide irse con su familia y su mujer Marleen a la maravillosa Australia, para crear allí un Jardín con sus esculturas.


A los cinco meses de comenzar consiguió que ese jardín fuera un parque abierto al público, en un principio había 15 esculturas, pero hoy tiene más de 150.

Ha tomado la decisión de quedarse a vivir allí, ya que como afirma, eso es el Jardín del Edén.


Impresionante toda la obra de este genial artista.


Virtu