miércoles, 14 de octubre de 2009

CANDELAS HERNÁNDEZ









El más puro concepto del primitivismo, del arte naif por excelencia, se nos presenta a través de la pintura colorista e ingenua de esta artista.
Escenas etrañables, situaciones cotidianas, el campo...

Disfrutemos de ello.

Virtu

4 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Maravillosos cuadros, que me hacen percibir y oler este perfume natural de la dehesa.
Un abrazo.Montserrat

Ana Márquez dijo...

Qué bonito... Alegría y color sin duda alguna :-)

Niñas, os he dejado un regalito en mi blog, es para todos los seguidores, pasad a recogedlo cuando podáis. Besitos

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Arte ingenuo como el alma de los niños, gusta mirar todo ese estilo, algo distinto.

Besos chicas

Virtu y Marian dijo...

Gracias por vuestros comentarios. El arte naif normalmente nos gusta, porque una parte de nosotros sigue siendo ingenua.

Nos pasaremos por tu blog, Ana, y también por los vuestros, Montserrat e Higorca.
Un abrazo.