sábado, 31 de octubre de 2009

FRIEDRICH










Pintor romántico alemán del siglo XIX cuyos impresionantes paisajes y marinas no son sólo fruto de una meticulosa observación de la naturaleza, sino que tienen también carácter alegórico. Nació el 5 de septiembre de 1774 en Greifswald y estudió en la Academia de Copenhague. En 1798 se estableció en Dresde, donde entró a formar parte de un círculo literario y artístico imbuido de los ideales del movimiento romántico.
A pesar de que su fama declinó tras su muerte, acaecida el 7 de mayo de 1840 en Dresde, su simbología sigue produciendo cierta fascinación en la actualidad.
(EPDLP)

El nombre de Friedrich es sinónimo de soledad, angustia vital y paisajes agrestes; sin embargo, el alemán posee una cara más amable: la plasmada en sus ejercicios de dibujo . Con la muestra del Friedrich dibujante, la Fundación Juan March (Madrid, España) ha traído a la Península una de las exposiciones más esperadas del año, donde se dan cita 70 de las obras sobre papel realizadas por el artista. Un monográfico, que permanecerá abierto hasta el 10 de enero, en el que se da cuenta de la importancia del dibujo en la génesis de la pintura sobrenatural y mística de Friedrich.

Representante principal del Romanticismo alemán, Caspar David Friedrich es mundialmente famoso por sus paisajes; un género donde la naturaleza domina la composición y se constituye en la transmisora de la sensibilidad y el sentimiento.

La muestra, que inaugura los nuevos espacios expositivos de la Fundación Juan March, recoge algunas acuarelas, gouaches y dibujos a lápiz y los muestra en el contexto del proceso creador del artista. Un total de 68 obras, procedentes de los más importantes museos estatales de Alemania y norte de Europa, muchas de las cuales apenas habían visto lo luz hasta el momento. Una oportunidad de acercarse al Friedrich más desconocido y profundizar en su obra.
(Artelista)

Virtu

4 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Maravilloso trabajo, un alemán universal, cualquiera de sus trabajos me parecen maravillosos, me transportan a un lugar mágico, e inescrutable, bosques llenos de niebla donde poderse perder, no me canso de mirarlo, en uno de sus cuadros expuestos aquí en este blog, Dali se inspiro para pintar el cuadro de su hermana mirando por la ventana ¿Os habéis fijado?

Besos

Virtu y Marian dijo...

Es verdad que son paisajes para soñar e imaginar.
Y, en efecto, el cuadro de la ventana nos recordó al de Dalí.
Un abrazo, Higorca.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Me gustan muchísimo, estoa cuadros son un encanto.
Un abrazo, amigas, desde Valencia.

Ana Márquez dijo...

Me hubiera gustado que añadiérais "el caminante en el mar de niebla", es mi favorito de toda la vida :-) Pero aún así he disfrutado mucho con esta entrada. Gracias!! Besazos