domingo, 1 de noviembre de 2009

EL CAMUFLAJE DE LIU BOLIN











Una vez más nos acercamos a las diversas manifestaciones que tiene el bodypainting, en este caso no se trata de pintura sólo sobre la piel, sino también sobre la vestimenta, con un objetivo artístico y crítico.

Se trata de la obra del chino Liu Bolin y su habilidad para hacer desaparecer a las personas. A través de su arte y de la pintura sobre el cuerpo y vestimenta de una persona, logra camuflarla con su entorno de tal manera que resulta muy difícil su reconocimiento.

Este artista de Shandong, China de 36 años, encontró en esta forma de arte una manera de manifestar su opinión y su forma de ver a la sociedad china, y la consideró una protesta silenciosa en contra del Gobierno chino y su persecución a los artistas.

Para entender qué lo llevó a pensar en esta manera de manifestarse y de hacer arte, él ha declarado: “después de haberme graduado no encontré un trabajo viable y sentí que no había lugar para mí en la sociedad”, y continúa diciendo: “experimenté el lado oscuro de la sociedad, sin tener relaciones sociales, sintiendo que nadie cuidaba de mí, me sentí innecesario para el mundo. Desde ese momento mi actitud se tornó de una dependencia a una posición en contra del sistema”. Fue así como se convirtió en el que muchos llaman “el hombre invisible” puesto que en muchos casos es él mismo el que se pinta y se camufla con el contexto, de tal forma que quien pasa por al lado puede no verlo, tal y como él se sintió antes de llevar a cabo esta obra.


La obra de Liu Bolin, estuvo expuesta en una serie de fotografías en China, en Italia, Estados Unidos, Corea y Francia, incluso en España hace poco, bajo el nombre “Hiding in the city” (ocultándose en la ciudad).


Marian

4 comentarios:

Christian Moraga dijo...

Muy buenas las mimetizaciones ,exelentes!!!

Marian y Virtu dijo...

Sí que están logradas, sobretodo la primera.
Saludos.

Ana Márquez dijo...

En la primera obra cuesta de verdad distinguir al personaje, eh? Gracias por mostrarnos a este increíble artista.Besos

Marian y Virtu dijo...

Gracias a ti, Ana, por el comentario. Además del aspecto estético de esta obra, lo importante es la carga de denuncia social que conlleva.
Un abrazo.