miércoles, 3 de febrero de 2010

LA NATURALEZA: UNA OBRA DE ARTE











El campo en esta época nos ofrece una gama de verdes impresionante, no hay paleta de pintor que pueda igualarse.
Aunque la mayoría de árboles y plantas florecen en primavera, el almendro despierta de su sueño invernal, nevando los verdes campos con sus flores blancas y rosadas, lo que contrasta con el verdor que los circunda.
La bandera de Andalucía... blanca y verde.
En algunas zonas, notas de color amarillo compiten entre ellas para asomar entre el espesor de la hierba. El aire se perfuma con un suave aroma de tomillo, romero y lavanda.
Más adelante, en unos días, la sangre brotará en forma de amapolas, salpicando los trigales, entre los troncos de almendros y olivos, bordeando los caminos, y mezclándose con los violetas, azules y rosas de multitud de florecillas, que, cual arco iris sobre el suelo, nos transmiten la alegría y el color de la naturaleza.

Marian

8 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

¡QUE BONITOS LOS ALMENTDROS EN FLOR.!

ESPLÉNDIDAS FOTOGRAFÍAS.

Un abrazo.Montserrat

cal-li dijo...

Y al fondo: Totalán. En nuestro campo, ya es primavera. Saludos

La abuela frescotona dijo...

QUE BELLA NATURALEZA, CREÍ QUE ESTABAN TODOS CUBIERTOS DE NIEVE, QUE AFORTUNADAS POSEER ESE REINO. UN ABRAZO

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Es la más bella pintura, la más bella escultura, nadie iguala a esa majestuosa creación ¿No os parece amigas? gracias por plasmar también en vuestra casa tan magnífica pintura.

Besos

Marian y Virtu dijo...

Nos alegra que te gusten las imágenes, amiga Montserrat.
Un abrazo.

Marian y Virtu dijo...

Efectivamente, cal-li, al fondo Totalán. Imágenes tomadas, hace un par de días, desde el Dolmen muy cerca de allí.
Saludos cordiales.

Marian y Virtu dijo...

Tenemos un clima maravilloso aquí, abuela frescotona, y si queremos nieve la encontramos a una hora en coche. La playa está a 10 minutos.
Es un paraíso.
Gracias por comentar.
Un abrazo.

Marian y Virtu dijo...

Gracias, amiga Higorca por lo que dices en tu comentario. En efecto no hay pinceles capaces de conseguir la magnificencia de un paisaje natural, aunque hay pintores que se han aproximado mucho.
Un abrazo.