domingo, 5 de diciembre de 2010

REMEDIOS VARO












Nació en Girona en 1908, en 1917 se traslada a Madrid donde ingresa en la Academia de San Fernando. Allí permanece seis años, coincidiendo con Maruja Mallo y Dalí.

En 1932 se instala en Barcelona donde entra en contacto con la vanguardia catalana (ADLAN).

Tras su matrimonio con el poeta francés Benjamin Péret, se traslada a París en 1937 donde entabla amistad con los teóricos del surrealismo, estilo que introduciría en México tras su llegada en 1940, donde se exilia en compañía de Péret. Allí se dedica al diseño publicitario, restauración de objetos prehispánicos e incluso diseño de vestuario, disminuyendo en consecuencia su producción pictórica.

En 1947 se separa de Péret y marcha a Venezuela donde permanece hasta 1949.

En 1953 regresa a México, reencontrándose de nuevo con la pintura y hallando por fin un estilo personal, que le dará fama mundial hasta su muerte en 1963. En estos diez años alcanza la madurez pictórica y conoce el éxito de crítica y público.

Dentro del estilo surrealista que domina, su propio estilo es espiritual, lleno de simbolismo, donde las figuras ascienden a través de lo etéreo con un cierto aire mágico y de misterio, creando una atmósfera densa. Sus cuadros son cuidados y, en muchos casos, llenos de recuerdos de su infancia. El gusto por los temas esotéricos y la alquimia nos transporta a la pintura del Bosco con la que tiene ciertos puntos en común.


Marian