martes, 4 de agosto de 2009

ALEXANDER YOUNG JACKSON






Alexander Young Jackson (3 de octubre de 1882, Montreal, Quebec - 5 de abril de 1974, Kleinburg, Ontario) es un pintor canadiense y uno de los miembros fundadores del Grupo de los Siete.

Después de que su padre abandonara a la familia de seis hijos, el joven Jackson se puso a trabajar para una empresa de litografía, mientras que por las noches recibía clases en Le Monument National de Montreal, iniciando así su formación artística.

En Chicago, se incorporó a una empresa comercial de arte y asistió a cursos en el Instituto de Arte de Chicago.
Ahorrando de su sueldo, en 1907 consiguió suficiente dinero para visitar Francia, donde estudió el Impresionismo. Acudió a la Académie Julian de París y visitó Italia y los Países Bajos.

Tras regresar a Canadá, hizo su primera exposición en la galería de arte de Montreal con Randolph Hewton en 1913. En 1914, decidió alistarse en el 60º batallón del ejército canadiense y tras la Primera Guerra Mundial volvió a dedicarse a la pintura.
En 1920, fundó junto con seis compañeros pintores, el Grupo de los Siete.

Más en:
http://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.arthistoryarchive.com/arthistory/canadian/AY-Jackson.html&ei=XppwSqjTC5arjAeb49iQBQ&sa=X&oi=translate&resnum=3&ct=result&prev=/search%3Fq%3DAlexander%2BYoung%2BJackson%26hl%3Des%26rlz%3D1R2GPEA_es%26sa%3DG

Virtu

7 comentarios:

Cesc Ginesta dijo...

Interesante.

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Me gusta sus pinturas.No había escuchado hablar de el.Indagaré sobre su persona y su obra.
El blog es interesante.
Un saludo-

azpeitia dijo...

Muy interesante....enhorabuena por el blog.....azpeitia

Virtu y Marian dijo...

Gracias. El arte normalmente nos atrae, porque hay personas con sensibilidad especial que captan la esencia de las cosas y las personas y saben espresarlo.
Un saludo.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

¡Qué luz tan especial! Parece como si tuviese un misterio, me gusta su trabajo. Higorca

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Aunque yo no soy entendida, percibo en estos cuadros, muchos rasgos ondulantes.
Los cuadros me encantan.
Cuando uno de mis hijos estudiaba Bellas Artes, mi casa parecia la de un bohemio.
Un abrazo.Montserrat

Virtu y Marian dijo...

Tenéis razón, hay una gran luminosidad en las obras, y dan la sensación de movimiento.
La casa de un artista merece la pena ser visitada, podemos imaginar la tuya, Montserrat, seguro que disfrutabas de ella.
Un abrazo.