domingo, 16 de mayo de 2010

EL COLORIDO DE GABRIEL ALIX











Gabriel Alix es un pintor haitiano, que nació en 1930 y murió en 1998.
Trabajó principalmente naturalezas muertas, animales y temas religiosos.
Sus pinturas son muy apreciadas por los coleccionistas. Ya me gustaría a mí tener alguna, para alegrar mi, ya de por sí, florido salón.

Marian

5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Venga alegria, señoras venga alegria..... y color.

Hoy si que vuestra entrada tiene mucha vitalidad y estos cuadros animan un montón.

Besos, Montserrat

Ana Márquez dijo...

Creo que la influencia de Rousseau es la culpable de que pintores tan magníficos nos dejen obras tan bellas, coloridas y "selváticas" :-) Me encanta, sí. Gracias por compartir, besazos.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Belleza, colorido y un sin de cosas más nos motiva estas maravillas, la tierra de Haiti ha dado buenos pintores, la pena es que en este terrible terremoto, el museo se derrumbo y se ha perdido muchas de esas buenas telas.
Un abrazo chicas

YO, EL POLAKO dijo...

Me encantó! Gracias :)

Anónimo dijo...

Fragmento de uno de los correos que manda Elio Milay del Museo de la Luna a las direcciones de correo de las artistas de su blog.

Para sacar conclusiones:

".......Yo soy "misógino selectivo", es decir, a algunas mujeres las detesto tanto como a la mayoría de los machos. Eso no quiere decir que odie al género femenino en su conjunto, sencillamente significa que me parecen odiosas esas tipas, en concreto. Nada más. También tengo derecho a que no me gusten todas las mujeres, ¿no? A ver si voy a pasar de ser tenido por gay, a ser tenido por sultán de Brunei.


Insolidarias, egoístas y vanidosas, han dejado de existir para nosotros. Preferimos ser cinco en unión defendiendo con fuerza los mismos valores, antes que cincuenta que sólo están porque les atrae la idea de publicitar sus obras sin más. Yo personalmente me harté de tanta frivolidad. No podemos seguir mirando para otro lado y pasando el rato de manera estúpida, entreteniendo con tonterías a cretinos mudos y a retrasadas morales. Eso nos hace sentir cobardes, inútiles, y traidores a nuestros fundamentos. La estética sin ética, es frivolidad.


Les diré qué es lo que yo pienso.



Cualquier artista gana en categoría humana, y otorga aún más valor a su arte, cuando se compromete con valores humanos y colabora en hacer de este mundo un lugar menos injusto. Aunque sólo sea por "marketing", sepan que los artistas que son sabios, generosos y sin egoísmos, son recordados con muchísimo más cariño por las generaciones futuras....."