martes, 4 de mayo de 2010

LA CIUDAD TEJIDA










Cuando se tiene cierta edad, es muy agradable poder dedicarse a algo que guste, emplear parte del tiempo en actividades entretenidas, y si eso se realiza con un grupo de amigas, mucho mejor.


Es lo que han hecho varias señoras inglesas, con agujas de punto y ganchillo, y lana de diferentes colores, han materializado la ciudad donde viven, lo cual les ha llevado varios meses en los que, seguro que no han padecido ningún achaque, con la ilusión de lo que estaban haciendo.


Buena terapia para seguir activos y satisfechos, cuando la jubilación nos toque con su varita mágica.

Y además el resultado bonito y artístico.


Marian

4 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

A estas señoras se les reflejadas en su rostro las niñas que fueron.

Esta es la satisfacción de haber creado algo, que luego d dura. No es como la limpieza de la casa, que terminas por un sitio y ya esta sucio el otro.

Los cuadros, las fotografías, las labores, son cosas que perduran.

Muy agradecida por mostrar las casitas en eta entrada.

Besos. Montserrat

Marian y Virtu dijo...

Tienes toda la razón, amiga Montserrat, la satisfacción de crear algo que perdura.
Un abrazo.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Esta muy gracioso este trabajo, es una buena forma de entretenerse y al mismo tiempo estar activo, fenomenal por ellas.
Un beso

Marian y Virtu dijo...

Gracias por el comentario, querida Higorca, y algo así es lo que harñe cuando me jubile... si me da tiempo con tants viajes que me gustaría hacer jajajaja.
Un abrazo.