viernes, 12 de junio de 2009

CAMINO LENTO, DANZA SUAVE



En esta ocasión mostramos un poema que ha conseguido el Primer Premio en la modalidad Junior, del XIII Certamen de Poesía para escolares, realizado en Málaga y provincia. Un poema de una joven artista que, aunque sólo tiene 15 años, cuenta en su haber con diferentes premios. Se trata de Paloma Ribeiro Molina, nuestra sobrina.


CAMINO LENTO, DANZA SUAVE


Leve pisada tras leve pisada,

sólo una suave y pequeña marca,

transparente pero perceptible, se deja ver.


Sentimiento añorante, movilidad arrogante.

No hables, no corras.

Déjame danzar sobre tu rostro,

déjame besar tus lágrimas.

No hables, no corras.

Deja que me ahogue en tu risa,

deja que me caiga en tus pupilas.


Siente mi presencia si notas una caricia.

Mi aura contra tu piel.

Sentimiento intrigante, reacción excitante.

Mira hacia el horizonte, al cielo,

¿qué es lo que te hace sentir tan inestable?

¿la luna nueva?

La luz de tus estrellas, algún día volarás entre ellas.


Camina despacio, en mi compañía.

Poco a poco, me notas, mi presencia.

¿Qué ven tus ojos?


Un ser grácil, de peculiar movimiento,

de amargo sentimiento,

mirada enlazada gravemente a la tuya,

una muestra, una mano se presenta.

No hables, no corras.

O una oportunidad se escapará,

como los pétalos de rosas,

que bailan y vuelan,

al son del fino viento.


Como la sangre brillante que me recorre,

que nos recorre.

No hables, no corras.

O el ser de delante tuya,

translúcido, transparente, desaparecerá.


Mira a sus ojos, escucha su canción,

notarás cómo sonríes, cómo el calor inunda tu rostro.

Un nuevo sentimiento,

¿qué es? ¿tu alma ríe? ¿tu corazón se enciende?

No hables, no corras.

Prefieres que este momento dure una eternidad.

Prefieres que tus reacciones no se desvanezcan.

Me tienes en tus manos, te tengo en las mías.

No hables, no corras.


Deja que el tiempo se pare,

que la risa se retome,

que su cabello se enrede en tu cuello,

que tus manos acaricien sus senderos.

Un dicho, una acción.

Los días pasan muy lentos,

la agonía inunda tu ser,

la melancolía ¡oh melancolía!

te acompañará en cada paso que des.

Algún día reconocerás que ese sentimiento es amargo,

pero sin él aún más.

¿Quieres volver a bailar?

No hables, no corras.

Un camino lento, una danza suave,

baile de seres, baile de estrellas.

¿Sientes cómo te inunda mi presencia?

5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Mi más sincera enhorabuena.A ella y a vosotras.
Por vuestra alma de poetas y sensibilidad para lo bello.
Un abrazo.Montserrat

Marian dijo...

Gracias Montserrat, siempre un placer leerte.
Con nuestro afecto.

Anónimo dijo...

Soy Encarni...(la del Gregorio Marañón)¡Madre mía! Si con 15 años escribe esta hermosura de poema... ¿Con qué otras cosas maravillosas nos deleitará cuando cumpla algunos más? Que siga escribiendo, por favor. Que no lo deje.
A propósito, en el apartado de cuando expusísteis en la Cueva del Tesoro, aparecen los títulos de las obras pero no las imágenes. ¿O es mi ordenador?
Un besazo a las dos y brindo con una birra por este maravilloso blog. Enhorabuena, preciosas.

Encarnita dijo...

Es fantastico, que siga así y no lo deje. ¡Enhorabuena!

Anónimo dijo...

Me alegra saber que os ha gustado. Ya os enviaré otro al correo.
Las fotillos de la expo sí se ven, será tu ordenaa el que falla je je je
Un beso a las dos.
Virtu