sábado, 4 de julio de 2009

El ARTE EN LA NATURALEZA: LA PLAYA DE LAS CATEDRALES






Para los que aún no tienen destino para estas vacaciones, les mostramos algo impresionante.

La playa de Las Catedrales se encuentra dentro del término municipal de Ribadeo, en la costa de la provincia de Lugo. Esta playa, “verdadero prodigio de la naturaleza”, es así conocida por la caprichosa forma en que el mar y el viento esculpieron la piedra haciendo que algunas de sus paredes parezcan arcos de iglesias. Está declarada Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

Estas llamativas formas de la naturaleza sólo pueden ser contempladas desde el mar, o aprovechando las horas de marea baja, momento en el que el mar deja al descubierto una pequeña parcela de fina arena que permite el paso a pie y su observación. La playa se encuentra a unos veinte metros por debajo del acantilado, y sólo desde el nivel del agua es posible disfrutar de estas caprichosas formas labradas por el mar. Las grades moles rocosas aparentan un laberinto de callejones, arcos, columnas y oquedades que recuerdan otras fastuosas construcciones proyectadas por el hombre, como son las catedrales. La bajamar deja al descubierto un último trecho en el que un impresionante arco de colosales proporciones se deja observar tras haber atravesando un paseo entre columnas naturales que se levantan en medio de la arena y se acaban apoyando en el acantilado.


¿Qué tal si comprobamos esta belleza in situ?


Marian

2 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

No hay arte más grande que la propia naturaleza, arquitectura única, pura e insuperable. Un abrazo. Higorca

Marian y Virtu dijo...

Pues sí, amiga Higorca, la naturaleza nos ofrece verdaderas obras de arte, que, aunque hayan sido muy bien imitadas por pintores, como por ejemplo una puesta de sol, es incomparable cuando se vive en directo.
Un abrazo.