miércoles, 22 de julio de 2009

LA TORRE DE HÉRCULES: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD






Cuando Gaio Sevio Lupo, arquitecto lusitano natural de Coimbra y al servicio del Imperio Romano, construyó el Flavium o Pharum Brigantium sobre una península en el extremo sur del golfo de los ártabros para servir de guía a la navegación marítima en el Finisterrae de Europa, no podía imaginar que ese faro, conocido desde hace siglos como Torre de Hércules, iba a permanecer, dos mil años después, en el mismo lugar y con idéntica misión.

La historia de España, de Europa y del Mundo, no habría sido igual de no haber existido el Faro de la Torre de Hércules, el cual, dos mil años después de su construcción, continua siendo testigo y guía de la navegación marítima en uno de los puntos de mayor densidad de buques de todo el planeta. Es el único de todos los faros construidos por Roma que ha llegado hasta nuestros días con su altruista misión. Es un edificio singular, romano por dentro y en sus cimientos, y neoclásico por fuera.

Y desde el sábado 27 de junio, la Torre de Hércules de A Coruña, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Los historiadores identificaron a la torre como el lugar donde pudo haber estado situada la Torre de Breogán, construcción mitológica que aparece en el ciclo mitológico irlandés, y desde la que el hijo de Breogán, mítico rey celta de Galicia, habría avistado las costas de Irlanda.

Se cree que la Torre de Hércules perdió su uso marítimo durante la Edad Media al convertirse en fortificación. Será en el siglo XVII cuando el Duque de Uceda encargue la restauración al arquitecto Amaro Antune.

La reparación completa de la edificación se realizó durante el reinado de Carlos IV. La obra neoclásica se terminó en 1791 bajo la dirección de Eustaquio Giannini. La fachada actual de la torre es fruto de esa remodelación neoclásica

Otro dato importante en la historia de esta construcción es que en septiembre de 2008 se hermanó con la Estatua de la Libertad de Nueva York, estableciendo así un lazo entre ambos símbolos de libertad y navegación marítimas que representa la unión del Viejo y el Nuevo Mundo.


Marian

3 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Realmente maravillosa.
Un abrazo.Montserrat

Marian y Virtu dijo...

La verdad es que dan ganas de ir allí.
Un beso

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Cuando vamos frecuentemente a Galicia nos gusta pasear por esos alrededores, claro que es un patrimonio NUESTRO, gracias por vuestros paseos por todo el mundo, paseos de todas clases. Higorca