viernes, 17 de julio de 2009

MANUEL LÓPEZ-VILLASEÑOR






Nace en Ciudad Real el 28 de junio de 1924, y falleció en Torrelodones (Madrid) el 18 de abril de 1996. Su infancia no fue fácil debido a una parálisis que le postró en la cama sin poder disfrutar de los juegos infantiles de la época. En su soledad, poco a poco, el dibujo fue convirtiéndose en su vida, lo que le llevó a conseguir en el año 1935 a los 11 años el primer premio extraordinario de la Asociación de la Prensa, en la Exposición de "Arte Infantil Manchego".

Acabada la guerra Civil realiza los estudios de Bachiller y pensionado por la Diputación de esta provincia; se traslada a Madrid en 1942, iniciando sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Seis años más tarde expone, por vez primera, en Ciudad Real y en la Sala "Macarrón", de Madrid. En 1949 gana por oposición, la Pensión de Roma (hecho que le marcará profundamente), se traslada a Italia y toma su primer contacto con la pintura del "trecento" italiano. En 1950 concurre a la Bienal de Venecia, a la "Mostra delle Accademie", en Roma, y a la Selectiva de artistas españoles en la Sala "Feria", de Roma y Nápoles. En 1951 es premiado en la I Bienal Hispano-Americana de Arte, y figura en la selección de ésta en Barcelona. Viaja por Inglaterra, Francia, Bélgica y Holanda. Por su cuadro "El Cuerpo del Mártir" obtiene Primera Medalla de Oro en la Exposición Nacional de Bellas Artes en 1952, y, en el mismo año, el primer premio de la Exposición Internacional de Agrigento (Italia).

En 1954 obtiene premio del Ministerio de Información y Turismo, en Sevilla, el "Molino de Oro" en la Exposición Regional de Valdepeñas, por el mural "Homenaje a Iberia" y expone en Zaragoza y Bilbao, pinta el mural de la Basílica de Atocha, en Madrid, e inicia las pinturas murales de la Diputación de Zaragoza. En el año siguiente termina estos murales, obtiene el I Premio "Ibarra"; expone en los Salones de la Dirección General de Bellas Artes en Madrid, decora el transatlántico "Cabo de San Roque" y es premiado en el Salón de Otoño, de Sevilla, por el cuadro "Multiplicación de los panes y los peces".

En 1956 es nombrado académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en 1958, obtiene el premio "Fundación Rodríguez Acosta". Entre los dos últimos años citados expone en la IV Bienal Internacional de Tokio; en el Pabellón Español de la Bienal de Venecia, y en la Exposición circulante "Ibarra"; realiza otra exposición de los murales para el transatlántico "Cabo de Hornos", en la Sociedad de Amigos del Arte de Madrid, y participa en la Exposición de Artistas Manchegos, celebrada en el Museo de Arte Moderno; en la Exposición Antológica de Pintura Española del Fomento de las Artes, y en la "Biennale Internazionale del Bianco e Nero", de Lugano (Suiza).

En los dos últimos años, Villaseñor se consagró casi exclusivamente a la pintura mural, realizando los murales de la Diputación Provincial de Ciudad Real, los de la Escuela de Altos Estudios Mercantiles, de Barcelona, y los de la Diputación Provincial de Zaragoza.


Un gran pintor, cuya obra podemos ver más ampliamente en:


http://pintura.aut.org/BU04?Autnum=14.511


Marian

2 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Queridas amigas:Hoy es un día grande para mi, habéis plasmado un gran maestro y un mejor hombre, un gran artista con un corazón enorme, tuve la suerte de conocerle desde mi infancia, yo era su "nena" le adoraba y pude aprender de él infinidad de cosas pero sobre todo una que no la olvidare, siempre decía: PRIMERO PERSONA, DESPUÉS ARTISTA Y POR ULTIMO SIEMPRE HUMILDAD Y APRENDER. Gracias de nuevo amigas cada día estoy más contenta de haber sido de las primeras seguidoras vuestras. Un fuerte abrazo. Higorca

Marian y Virtu dijo...

Nos alegra que te haya gustado la entrada de hoy, y una vez más hemos de reconocer que eres afortunada, por conocer personas así... grandes de corazón y grandes artistas..
Que disfrutes con su recuerdo.
Besos.