martes, 17 de mayo de 2011

EL MUNDO CLÁSICO DE SIR LAWRENCE ALMA-TADEMA












(Dronrijp, 1836 - Wiesbaden, 1912)

Fue discípulo de Henry Leys, a quien ayudó a decorar el fresco del ayuntamiento de Amberes, en 1859. En 1869 se trasladó a Londres y en 1873 adquirió la nacionalidad británica.

Especialista en el género arqueológico, pintó escenas de la antigüedad grecorromana y, en menor medida medievales, con un estilo realista y meticuloso.

Su obra se caracterizó por el profundo conocimiento que revela de la arqueología y la exacta reproducción de mármoles y bronces.

Pintó además excelentes acuarelas.

Fue un pintor de moda entre los ricos europeos y estadounidenses, y su arte influyó de forma extraordinaria en el cine de Hollywood, especialmente en las películas sobre la Roma clásica o el antiguo Egipto, como el Ben-Hur de William Wyler, el Quo vadis? de Mervyn LeRoy o Los diez mandamientos de Cecil B. de Mille.


Marian