jueves, 26 de julio de 2007

EGIPTO EN MADRID






En el Parque del Cuartel de la Montaña, en pleno centro de Madrid, encontramos un tesoro milenario, un trozo de Egipto... el templo de Debod. Traído piedra a piedra desde allí y reconstruido cuidadosamente, respetando la orientación este-oeste de su lugar de origen. Un monumento en peligro por la construcción de la Gran presa de Aswan.

Emplazado originalmente a 10 kilómetros al sur de la moderna presa sobre la orilla oeste del Nilo, hace más de 2.000 años el templo de Debod era uno de los lugares de peregrinación más importantes de todo Egipto. Aunque originalmente los reyes meroíticos lo destinaron al culto del todopoderoso dios Amón, algunos de los Ptolomeos de los siglos II y I a. C. Engrandecieron la estructura del templo y lo destinaron a los cultos de la diosa Isis, ritos que continuaron años después con las remodelaciones llevadas a cabo por los emperadores romanos Augusto y Tiberio.

La tradición egipcia relata que fue precisamente en Debod donde la diosa Isis sintió los dolores del parto de su futuro hijo Horus, el dios halcón, concebido como fruto de su relación con Osiris, el dios de la muerte.

Un precioso monumento cargado de historia, y sorprendente verlo en un parque madrileño.
Marian