lunes, 23 de junio de 2008






Al igual que en el temple, los aglutinantes empleados son sustancias solubles en agua a las que se añade goma arábiga, que sirve para fijar el color al soporte y evitar de este modo que se desprenda el polvo del color, una vez secado.

La elección del soporte y su calidad es de primordial importancia. Aunque admite el empleo de pergamino y marfil, el papel es el más utilizado.

A la goma arábiga se le añaden otros componentes, como la miel, el azúcar o la glicerina, que sirven para hacer los colores más solubles y las tintas más manejables.

El gouache utiliza un color o pincelada más pastosa que la acuarela, y a diferencia de esta, tanto las luces como las tonalidades claras se consiguen por medio del color blanco. La materia o pasta pictórica se presenta viscosa, como en la técnica al óleo, y los resultados estéticos obtenidos son similares, si bien los colores al secarse ofrecen una tonalidad más clara que los del óleo.

El gouache se practicó con profusión en Francia durante la segunda mitad del siglo XVIII, siendo Boucher uno de sus principales cultivadores.

Fuente:Varios autores.- Introducción general al arte,Ed. Istmo. Madrid 1980.


Virtu

3 comentarios:

lottery results dijo...

Nice blog. Thats all.

gambling online dijo...

I truly appreciate it.

lotto results dijo...

Katon, Goukakyu no jutsu.