miércoles, 6 de octubre de 2010

LAS ESCULTURAS DE LOLA MORA











Dolores Mora de la Vega, Lola Mora, es la primera escultora argentina.

Nacida en Tucumán (1866), según consta en su acta de bautismo, Lola Mora era hija de don Romualdo Alejandro Mora, argentino, y de doña Regina de la Vega, nacida en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, quienes tuvieron siete hijos: Paula, Regina, Romualdo, José, Dolores (Lola), Alejandro y Angélica. En abril de 1867, para resguardarla de los riesgos de una sublevación del destacamento de la Guardia Nacional, don Romualdo Mora, jefe político de La Candelaria, envía a su familia a otra finca de su propiedad situada en la Villa Vieja de Trancas, provincia de Tucumán. Allí, Lola Mora pasó su infancia y estudió en el Colegio del Huerto de Tucumán donde brilló en las clases de arte.

Su gran talento la llevó a Buenos Aires y más tarde a Roma, Italia, donde llegó becada por el gobierno argentino. La calidad de sus obras le dio fama en toda Europa. Y al presentarse a un concurso para un grupo escultórico en homenaje a la reina Victoria de Inglaterra, que habría de emplazarse en Australia, su proyecto se impuso con toda claridad. Pero cuando llegó el momento de iniciar la construcción, se le exigió abandonar la ciudadanía argentina y adoptar la australiana, ya que se trataba de un homenaje del pueblo de Australia a su soberana. Lola no lo aceptó, y prefirió resignar el premio y la realización. En la Argentina hay varias esculturas suyas entre las que se destaca "La Fuente de las Nereidas" ubicada en la Costanera Sur de Buenos Aires tras haber sido emplazada en pleno centro, en medio de una polémica que motivó su traslado. Lola Mora ganó mucho dinero pero todo lo perdió cuando regresó al país intentando diversas empresas, entre ellas una minera. Después de su última aventura empresaria y completamente empobrecida, se trasladó a la ciudad de Salta donde perdió la razón y enfermó para morir el 7 de junio de 1936 en Buenos Aires a los 69 años. En noviembre de 1997, ante el pedido de reconocimiento a nivel nacional presentado por la diputada y profesora Fanny Ceballos de Marín ante el Congreso de la Nación, el alto cuerpo dispuso la institución del 17 de noviembre, día del nacimiento de Lola Mora, como "Día Nacional del Escultor".

Fuente: Todo Argentina.net


Más información en:

http://www.camdipsalta.gov.ar/INFSALTA/lolamora.htm


Marian

5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

BUENAS NOCHES AMIGAS:

SON UNAS ESCULTURAS PRECIOSAS.

SUPO APROVECHAR BIEN SU VIDA ARTISTICA, YA QUE SEGÚN EXPLICÁIS MURIÓ MUY JOVEN,
65 AÑOS.

GRACIAS POR ESTE POST.

BESOS, Montserrat

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Una maravilla, supo plasmar que también las mujeres damos vida a la piedra.
Besos chicas

Marian y Virtu dijo...

Efectivamente, queridas amigas, la mujer puede esculpir tan bien como el hombre, y lo ha demostrado en múltiples ocasiones, aunque no siempre lo ha podido "firmar".
Como anécdota, el uso del pantalón, que muy pocas mujeres utilizaban en esa época.
Un abrazo.

Augusto Chimpen dijo...

Muy buena escultora Lola Mora, me gusta mucho. Te felicito por tu bonito blog. Yo tambien tengo un blog y te invito que lo visites.

http://preguntas-de-arte.blogspot.com/

Bendiciones.

Augusto

Marian y Virtu dijo...

Gracias por el comentario, Augusto, y felicidades por tu blog, nos ha gustado mucho.
Tus respuestas a las cuestiones planteadas son muy acertadas.
Saludos cordiales.