viernes, 22 de octubre de 2010

RAFAEL ROMERO BARROS, PADRE DE PINTORES











Nació el 30 de Mayo de 1832 en Moguer (Huelva), pero su formación se desarrolla en Sevilla. Allí, se matricula en la Escuela de Alberto Lista. Interesado en la literatura y la historia del arte, consigue la vacante como Conservador del Museo de Pinturas.

Su preocupación por la preservación del patrimonio artístico le lleva a trasladarse a Córdoba en el año 1862 y tras su labor como Académico de San Fernando, es nombrado en 1868, Secretario de la Comisión Local de Monumentos.

Romero Barros, fue maestro de una gran cantidad de artistas cordobeses como sus hijos Rafael, Enrique y Julio Romero de Torres, Mateo Inurria, Hidalgo de Caviedes, Villegas Brieva, Tomás Muñoz Lucena, Juan Montis, Serrano Pérez, y una larga lista de once orfebres y artesanos que vieron un renacimiento en la nobleza de sus oficios al recibir la savia del humanista y enciclopédico saber del maestro.


En sus escritos teóricos respecto al Arte, el pintor escribe: " es, la expresión de nuestra vida interior, manifestación de la idea por medio de la forma." Y en sus Consideraciones sobre la Belleza, texto de 1878, establece siete categorías propias de lo bello: La proporción, la expresión, el orden, la unidad, la sencillez, la propiedad y la armonía. Cultivador del paisaje en su vertiente arqueológica, va a ser el genero del retrato el que le proporcione gran reconocimiento social y prestigio gracias a los encargos de la nobleza y la alta burguesía andaluza.

Impulsor del arte y la cultura, muere a los 63 años de edad en plena madurez creadora, cuando iniciaba una importante transformación de su obra en los albores del naturalismo. (FORO XERBAR).

Marian

2 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Un gran maestro, es algo mágico poder admirar sus obras, impresionan.
Abrazos fuertes

Marian y Virtu dijo...

Sí, querida Higorca, un gran maestro, y podemos decir que de tal palo tal astilla, porque los hijos son magníficos pintores.
Abrazos.